Andina

Cusco: Fiscalía solicitará prisión preventiva para asesinos de escolar

Fiscalía acusa a tíos de escolar

Fiscalía de Cusco solicitará prisión preventiva para asesinos de escolar. ANDINA/Percy Hurtado

Fiscalía de Cusco solicitará prisión preventiva para asesinos de escolar. ANDINA/Percy Hurtado

07:59 | Lima, set. 19.

La Primera Fiscalía Provincial Penal de Cusco, solicitará nueve meses de prisión preventiva de la libertad para los hermanos Percy y Wilfredo Peralta Jalire, presuntos autores del secuestro y asesinato de su propio sobrino de solo 13 años de edad.

El fiscal Roony Gibaja Ormachea, confirmó a la Agencia Andina, que cuenta con suficientes elementos de convicción, evidencias, para argumentar su pedido a un juzgado de la Corte Superior de Justicia de Cusco en las próximas horas.

Un poblador de Urcos reportó hallazgo de cadáver del menor.

Según las investigaciones de la Policía Nacional y el Ministerio Público, el menor Sebastián Andreé Gárate Vera, fue reportado como desaparecido el 21 de agosto de este año cundo salía camino al colegio Galileo por la calle Díaz Quintanilla del distrito de San Jerónimo de esta ciudad.

Por la visualización de los registros de cámaras de vigilancia particular, se tomó conocimiento que el conductor de un auto rojo y un joven van detrás del menor y después de captarlo el vehículo se moviliza raudo con dirección a una céntrica avenida.

Horas después de este hecho los secuestradores, que hasta ese momento no se sabía quiénes eran, solicitaron la suma de 500,000 soles a los padres que ya estaban desesperados, las llamadas fueron en tres ocasiones, y la Policía no pudo dar con el paradero de estos.

Con los registros fílmicos y aún más con el reconocimiento de los secuestradores por parte de la familia, la Corte Superior de Justicia de Cusco ordenó la detención de los hermanos, de 28 y 23 años respectivamente, el primero taxista y el segundo estudiante de una universidad privada.

Hallazgo del cadáver


Desde el día del secuestro hasta la tarde del último domingo no se sabía nada de Sebastián Andreé, hasta que un poblador de la ciudad de Urcos, provincia de Quispicanchi, comunicó a la policía que varios perros se disputaban los restos humanos que sobresalían de un entierro.

Médicos legistas, peritos en criminalística se movilizaron en coordinación con la Fiscalía Provincial Penal de Quispicanchi y con estupor realizaron el levantamiento de los restos como N.N., y para mejor análisis lo remitieron a la morgue central de Cusco.

Padres publicaron avisos para hallar a menor desaparecido en agosto.

Por la noche, los padres Carlos Gárate y Claudia Vera solo vieron el uniforme sucio del menor y algunos enseres, del cual no estaban del todo seguros hasta la tarde de ayer cuando ingresaron a la morgue y reconocieron que el cadáver era el niño más buscado de Cusco.

El fiscal relató a la Agencia Andina que “todo indica que se ha ejercido extremada violencia, el niño de 14 años tenía una contextura regular, podríamos presumir como él conocía a sus agresores pudo haberse defendido”, aseveró.

Lo cierto es que los asesinos lo torturaron, maniataron, ahorcaron con una cuerda sintética, cubrieron su rostro con bolsas plásticas para asfixiarlo y finalmente enterrarlo en una zona desolada de Urcos.

Del paradero de los hermanos aún no se sabe nada, pero de acuerdo al artículo 152 del nuevo código penal, la sanción sería de cadena perpetua. Los desconsolados padres claman justicia.

(FIN) PHS/MAO

Publicado: 19/9/2017
Loading...