Andina

Diego Armando Maradona y su asombrosa valentía en el Mundial Italia 90'

El Pibe de Oro cumple hoy 59 años de edad

Muchas discusiones sobre quién fue el mejor de la historia. Pero nadie discute la importancia del 10 con la selección de Argentina. ANDINA/archivo

Muchas discusiones sobre quién fue el mejor de la historia. Pero nadie discute la importancia del 10 con la selección de Argentina. ANDINA/archivo

10:02 | Lima, oct. 30.

Por Luis Iparraguirre

Los octavos de final del Mundial de Fútbol Italia 90, tenían como protagonistas a la poderosa escuadra brasileña (clasificado invicto) y a la última campeona del mundo Argentina, que contaba con Diego Armando Maradona en sus filas.

En el partido previo contra Rumania, el 10 argentino fue víctima de una marca criminal por parte de los europeos, por lo que terminó el encuentro con una inflamación del tamaño de una naranja en el tobillo izquierdo, producto de una fuerte patada.

Pese a que Argentina tenía a Maradona en sus filas, su clasificación a esta instancia como mejor tercero (con partido perdido contra Camerún incluido), dejaban al scratch con el cartel de claros favoritos.

La bola que tenía Maradona en el tobillo izquierdo desde el partido anterior, se había tornado pétrea y oscura por el hematoma. El volante cojeaba al caminar y era claro que no sería de la partida. Si embargo, pidió que se le infiltre un analgésico directamente a la zona afectada. 

La inflamación era tan dura como un cayo, por ello, el traumatólogo de la selección no podía insertar la aguja. “Por favor, Guillermo – le decía el doctor a Guillermo Coppola, manager del astro argentino- dile a Diego que es imposible que lo infiltre”. 

Aprovechando el descuido del doctor que se encontraba hablando con el manager del futbolista, Maradona cogió la jeringa y, con un golpe seco, incrustó la aguja en medio de su inflamado tobillo y así pudo, el mismo, infiltrarse el analgésico. 

Contra todo pronóstico


Durante el partido, Brasil dominó a la Argentina. Esto duró hasta que Maradona diera un pase milimétrico, entre tres marcadores brasileños (con una huacha incluida), para que Claudio Caniggia marcara uno de los goles más recordados de todos los mundiales. Al final, Argentina venció a Brasil por un gol a cero, y clasificó a los cuartos de final.

Después del encuentro, la revista El Gráfico publicó una foto del tobillo de Maradona, en el que se notaba la herida producto del pinchazo ocasionado por él mismo, encima de la inflamación. La foto iba acompañada por la siguiente leyenda: "Así jugó Diego... (y sin embargo, fue Maradona)".

Diego Armando Maradona

"Sólo un monstruo como él es capaz de salir a la cancha con el tobillo en las condiciones en las que estaba. En eso es ejemplo. Está al 20 por ciento de sus posibilidades y ni se le ocurre desertar", se podía leer en esa misma edición de la mítica revista argentina.

El informe médico, redactado en inglés, tenía como traducción: “Traumatismo directo muy fuerte que comprometió el hueso peroné y afectó un tendón”. Diagnóstico que dejaría fuera a cualquier jugador. Menos a Maradona.

Diego tuvo que ser infiltrado en todos los encuentros que quedaron del mundial. Incluso en la final contra Alemania, en el que Argentina se quedó con el subcampeonato, luego de perder por la mínima diferencia.

Una leyenda llamada Maradona


Diego Armando Maradona nació en Lanús, Buenos Aires, Argentina, el 30 de octubre de 1960, y el día de hoy cumple 59 años. Actualmente dirige a Gimnasia y Esgrima de La Plata en la Superliga Argentina. Es considerado el “mejor jugador histórico” del Napoli de Italia y uno de los mejores jugadores de la historia de la Selección Argentina y del fútbol mundial.

Con su selección, fue campeón del mundo en 1986, subcampeón en 1990 y campeón del Mundial Juvenil en 1979. Tiene el récord de ser el jugador que cinco veces fue máximo goleador del campeonato de Argentina.  Además, es autor de dos goles memorables en la historia de los mundiales, ambos frente a Inglaterra durante los cuartos de final del mundial de México 86: La mano de Dios y el Gol del Siglo.

Todos estos logros lo convirtieron en el ser más idolatrado del país de Gardel, y un serio contrincante de Pelé, en la supremacía individual dentro de la historia del fútbol. Los fanáticos se tatuaban su rostro, los equipos más poderosos se peleaban por su pase y todo el pueblo argentino vio en él un fuerte motivo de orgullo patriótico nunca antes visto.

Como contraparte, y ya convertido en una estrella del deporte mundial, llevó una vida personal errática, con picos inversos ligados a sus adicciones y escándalos, que llevaron a muchos fanáticos, quienes alguna vez lo idolatraron (como los integrantes de la iglesia maradoniana), a avergonzarse de sus públicas apariciones.

A pesar de tantas curvas dentro de la vida del 10, nadie puede negar que su legado en las canchas sea algo que se pueda soslayar. Todos pueden tratar de definir al mejor: Pelé, Messi, Zidane, Ronaldo… pero lo que nadie puede discutir es que, en la historia del fútbol, ningún jugador fue tan imprescindible dentro de una selección como lo fue Diego Armando Maradona con la selección argentina. Feliz cumpleaños, D10S.

Más en Andina:

(FIN) LIQ/RES

Publicado: 30/10/2019
Loading...