Andina

Expertos de la FAO y Banco Mundial destacan aporte de los yachachiq

Entidades felicitaron a Foncodes por formación de talentos rurales

Expertos de la FAO y Banco Mundial destacan aporte de los yachachiq. ANDINA/Difusión

Expertos de la FAO y Banco Mundial destacan aporte de los yachachiq. ANDINA/Difusión

12:09 | Cusco, set. 24.

Expertos de la FAO, la Corporación Financiera Internacional (IFC) del Banco Mundial, resaltaron el aporte del proyecto Haku Wiñay/Noa Jayatai de Foncodes en la formación y certificación de los yachachiq para el desarrollo rural productivo y la lucha contra la pobreza.


El programa de contribución social Prosynergy y el Sistema Nacional de Evaluación, Acreditación y Certificación de la Calidad Educativa (Sineace) del Ministerio de Educación felicitaron también a Foncodes por esta contribución.

Fue durante la mesa de diálogo: “Rol del yachachiq en los proyectos productivos para el desarrollo rural: proyecto Wiñay/Noa Jayatai”, desarrollado en Cusco, que contó con la asistencia de más de 100 yachachiq productivos de Apurímac, Cusco y Puno, de los cuales 45 recibieron la certificación como expertos en tecnologías productivas.

El director ejecutivo de Foncodes, Gustavo Torres Vásquez, durante la apertura de la cita resaltó el papel fundamental que cumplen los yachachiq brindando capacitación y asistencia técnica a las familias usuarias.


Explicó que estos líderes locales, que cuentan con preparación técnica en agropecuaria y dominan el idioma, son expertos en competencias como sistemas de riego por aspersión y goteo, instalación de biohuertos a campo abierto o en fitotoldo, crianza de animales menores, manejo y conservación de pastos cultivados, cultivo de cereales y articulación comercial de los excedentes productivos.

El titular de Foncodes, sostuvo que actualmente, a escala nacional, son 2,196 yachachiq productivos con contrato vigente que trabajan brindando asistencia técnica. Agregó que en el periodo del 2012 al 2018, trabajaron para el proyecto un total de 8,587 yachachiq.

Mirja Elena Rojas Sumari, coordinadora regional del Sineace en Cusco, al abordar el tema “Formación y acreditación de talentos rurales: yachachiq” señaló que esa institución acaba de autorizar a Foncodes como Entidad Certificadora de competencias en la ocupación de “Experto en Tecnologías Productivas Familiares–Yachachiq Productivo”, con una vigencia de 5 años. De este modo, Foncodes puede formar yachachiq y acreditarlos como talentos rurales expertos en tecnologías productivas.


Por su parte, Joselyn Valer Rojas, consultor especialista en desarrollo rural de la Corporación Financiera Internacional (IFC) del Banco Mundial, y ex director ejecutivo de Foncodes, valoró el rol del yachachiq en el proyecto del IFC–Ayninakuy (en quechua significa “adaptándonos”), señalando que éstos se formaron sobre la base de Haku Wiñay.

En tanto, Alberto García De Romaña, asesor estratégico de la FAO–Perú, explicó el “Rol del yachachiq en los proyectos Haku Wiñay: aportes a la extensión e innovación campesina”. La disertación de “Los servicios de capacitación y asistencia técnica en los proyectos de desarrollo productivo rural” estuvo a cargo de Carlos Guarnizo Olivera, presidente ejecutivo de Prosynergy.

Entrega de certificaciones


Al término de la Mesa de Diálogo, 45 yachachiq (mujeres y varones) de Puno, Apurímac y Cusco recibieron los diplomas que los certifican como yachachiq expertos en tecnologías productivas, por lo cual están en condiciones de alcanzar a futuro oportunidades laborales, tanto en el sector público como en el privado.


Paralelamente a la mesa de diálogo y después de la certificación de yachachiq, se realizó una feria-exposición de productos de los emprendimientos de los proyectos Haku Wiñay de los distritos de Quiquijana, Cusipata, Sangarará, Coyllurqui, Coya, Paccaritambo, Anta, Chinchaypujio, Rondocán, Huancarani y Llusco. Ellos mostraron lo mejor de su producción como hortalizas, miel de abeja, ponchos, llicllas, aguaymanto, papa nativa y artesanía.

Visita de campo


Un día antes, los representantes de la FAO, la IFC del Banco Mundial, Prosynergy y Sineace se desplazaron hasta la comunidad de Urinccoscco, distrito Quiquijana, provincia Quispicanchi, donde visitaron las viviendas de las familias usuarias del proyecto Haku Wiñay.


También los estudiantes de la facultad de ciencias agrarias de la Universidad Nacional San Antonio Abad del Cusco, a través de la escuela de Agronomía y Zootecnia, quienes conocieron las tecnologías productivas y el trabajo de los yachachiq.

Más en Andina:

(FIN) NDP/MAO

Publicado: 24/9/2018
Loading...