Andina

“Hoy ingresan al Estado jóvenes con vocación de servicio”

Juan Carlos Cortés, presidente de Servir, da a conocer los logros y desafíos de la administración pública

Juan Carlos Cortés, presidente ejecutivo de Servir. Foto: ANDINA/Difusión.

Juan Carlos Cortés, presidente ejecutivo de Servir. Foto: ANDINA/Difusión.

11:49 | Lima, may. 29.

En el Día del Servidor público, el presidente ejecutivo de la Autoridad Nacional del Servicio Civil (Servir), Juan Carlos Cortes, da a conocer los logros y desafíos de la administración pública. Las perspectivas son alentadoras, pues los jóvenes sienten que pueden contribuir a mejorar el Perú. Vea aquí la galería fotográfica

–¿Hay un nuevo perfil del servidor público?

–Existe un aumento de la edad promedio de las personas que trabajan en el Estado, un envejecimiento. Sin embargo, en los dos últimos años está presentándose una mayor afluencia de jóvenes, y creo que tiene que ver con el factor de trascendencia.

–¿A qué se refiere? 

–Cuando se trabaja en el sector privado se hace por un interés determinado, el de la empresa. Pero en el Estado, la labor de los servidores públicos, las decisiones que se toman tienen efecto en la vida de millones de personas. 

–¿Están ingresando al Estado jóvenes que tienen vocación de servicio?

–Así es, y por eso están en el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social, porque quieren una sociedad más justa y con equidad, a Educación también ingresan. Son jóvenes con vocación de servicio que sienten que pueden contribuir a mejorar el país. Otro cambio es el uso de tecnología e innovación. 

Servir

–¿Hay menos resistencias?

–Lo que hay es mayor competencia en el uso de tecnologías e información sobre la base de lo que necesita la ciudadanía. Y eso es un cambio de mentalidad pues las mejoras que se están llevando a cabo en muchas entidades públicas son para satisfacer las necesidades de la población.

–La Ley del Servicio Civil se implementa con cierta lentitud, ¿es un problema?

–Su implementación no es solo un asunto de leyes, también es un tema de cultura, del cambio de visión del funcionario a favor del ciudadano. Existe, pero es lento, con muchas dificultades y resistencia, pero se está dando. Hay gente que se capacita y autocapacita gracias a entidades públicas que les están dando esa oportunidad.

–¿De qué manera?

–Hay servidores que estudian fuera del país y regresan, otros hacen lo imposible por cumplir sus metas, también los que trabajan con compromiso por su institución. Están interesados en hacer las cosas bien, y en hacer transformaciones. Estos servidores públicos son los que están haciendo posible la implementación de la ley del Servicio Civil.

–En un escenario en donde la corrupción es el mayor problema del Estado…

–Sí, siempre ha sido así. Lo que estamos viviendo hoy día no es nuevo, es antiguo. Pero para desterrar la corrupción hay que ponerle límites, solo así la reduciremos lo más que se pueda. La corrupción nos hace daño a todos. Es como ese tipo de mal que daña todos los órganos de una persona. 

–¿La mala gestión pública no le hace ese mismo daño al Estado?

–Sin duda, pero la corrupción afecta sobre todo a los recursos públicos, pues el Estado deja de invertir en educación, salud, carreteras; pero también la imagen del Estado, porque la gente cree que todos los servidores públicos somos corruptos. La mala gestión ocurre por la incapacidad de hacerla o la imposibilidad de hacerla, los trámites son un problema. Hoy, el Estado invierte en sus recursos humanos, lo que no ocurría antes. Y lo hace mediante la Escuela Nacional de Administración Pública (ENAP), la reforma universitaria, becas. Hace 10 años no se hablaba de las competencias de un servidor público ni tampoco de que los directivos públicos son los motores de la gestión pública. En este contexto no es sencillo comunicar los cambios que ya están ocurriendo en el Estado.

Corrupción versus integridad

Hoy se lanza la campaña Servir con integridad por ti, por mí, por todos, que busca promover la integridad en los servidores públicos como un valor personal para alcanzar el bienestar común, informó Juan Carlos Cortés, presidente ejecutivo de Servir. Para Cortés, abogado y conductor de la institución responsable de velar por los recursos humanos del Estado, promover la integridad significa apostar por el desarrollo de la persona, mientras que la lucha contra la corrupción se enfoca en cambiar situaciones concretas. “La lucha por la integridad significa respetar las reglas de juego entre las personas, mientras que contra la corrupción se refiere a actuar contra un hecho que hay que desterrar. La integridad la poseemos la gran mayoría de funcionarios públicos y de peruanos”, comentó.

Servicio Civil

Actualmente, 454 entidades están en proceso de tránsito al Régimen del Servicio Civil. Más de 100 mil servidores públicos están involucrados. 

El 100% de ministerios está en Proceso de Tránsito (19 ministerios).

A la fecha, tres entidades cuentan con su Cuadro de Puestos de la Entidad (CPE) aprobado y están en la etapa de concursos meritocráticos para ingresar al Régimen del Servicio Civil.

Las instituciones son: Oficina Normalización Previsional (ONP), Autoridad Nacional del Servicio Civil (Servir) y el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA).

Servir ha financiado estudios de posgrado a 246 servidores públicos en las 400 primeras universidades del Ranking de Universidades QS.

En el Perú existen 1 millón 422 mil servidores civiles.

Es el 8.6% de la PEA.

Más en Andina:



(FIN) DOP/LIT

Publicado: 29/5/2019
Loading...