Andina

Lluvia y granizada afectan cultivos de la región andina

En Ayacucho y Junín se han registrado significativos daños en las parcelas de maíz y papa

Las precipitaciones líquidas y sólidas han afectado los sembríos en las localidades ubicadas a más de 3,000 metros sobre el nivel del mar.

Las precipitaciones líquidas y sólidas han afectado los sembríos en las localidades ubicadas a más de 3,000 metros sobre el nivel del mar.

16:30 | Lima, dic. 18.

Los cultivos de papa, maíz, avena, cebada y quinua, entre otros, han sido afectados debido a las granizadas y lluvias intensas que se registran en la región andina, informó hoy el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi).

Especialistas de la Dirección de Agrometeorología del Senamhi detallaron los casos específicos de Huancapi (Ayacucho) y Huayao (Junín), donde se han registrado daños de entre 50 % y 100 % en parcelas de maíz y papa.

De acuerdo con el Aviso Meteorológico N° 181, durante los próximos días persistirán las precipitaciones líquidas y sólidas, en especial en localidades ubicadas a más de 3,000 metros sobre el nivel del mar, y continuarían afectando los sembríos en la región andina.

Asimismo, en la región del altiplano se presentarían mayores impactos en los sembríos de papa, haba y quinua que se encuentran en plena etapa de desarrollo vegetativo; por lo tanto, se recomienda tomar medidas de prevención o recuperación como la aplicación de abonos foliares y bioles.

Perspectiva agroclimática


Para el periodo enero-marzo del 2020 se esperan precipitaciones entre normales y superiores a su promedio histórico en la región andina, principalmente en la sierra norte y sierra centro.

Estas condiciones favorecerían el crecimiento, desarrollo y maduración de los principales cultivos; sin embargo, se esperaría mayor incidencia de enfermedades fitosanitarias relacionadas con la humedad, tales como la alternaria y rancha de la papa, y el tizón foliar del maíz en zonas donde se prevén lluvias superiores a su promedio histórico.

Sector pecuario


Las condiciones pluviométricas previstas incrementarían el riesgo de las enfermedades infectocontagiosas en las pezuñas de los animales (pedera), sobre todo en corrales.

Asimismo, el consumo de aguas estancadas y contaminadas incrementarían las enfermedades bacterianas (enterotoxemia) y parasitarias (fasciola hepática). 

Más en Andina:


(FIN) NDP/JOT

Publicado: 18/12/2019
Loading...

Te puede interesar