Andina

Machu Picchu: si vas a recorrer el Camino Inca no olvides cumplir el protocolo sanitario

Ruta 5 será la primera en reabrirse al turismo desde el 1 de noviembre

Los visitantes que quieran recorrer la ruta 5 de la Red de Caminos Inca, la primera habilitada con la reapertura al turismo, deben cumplir el protocolo sanitario para evitar el contagio y propagación del covid-19. ANDINA/Difusión

Los visitantes que quieran recorrer la ruta 5 de la Red de Caminos Inca, la primera habilitada con la reapertura al turismo, deben cumplir el protocolo sanitario para evitar el contagio y propagación del covid-19. ANDINA/Difusión

08:43 | Lima, oct. 31.

La expectativa por la reapertura de Machu Picchu al turismo es compartida por quienes desean recorrer el Camino Inca, cuya ruta 5 será la primera en habilitarse también desde el 1 de noviembre. Quienes ya cuentan con su boleto de ingreso deben cumplir el protocolo sanitario establecido por las autoridades para evitar el contagio del covid-19. Vea aquí la galería fotográfica

Según la Dirección Desconcentrada de Cultura de Cusco, el aforo diario máximo permitido para la ruta 5 de la Red de Caminos Inca es de 120 visitantes, equivalente al 30 % del total. El número máximo de visitantes por grupo es de ocho visitantes, correspondiendo a seis turistas, un guía de turismo y un  personal de apoyo (este último podrá ser reemplazado por un turista).


La Ruta 5 inicia su recorrido en el monumento arqueológico Chachabamba (a la altura del kilómetro 104 de la ruta hacia Machu Picchu), pasando por el monumento arqueológico Wiñaywayna, hasta arribar al sector Intipunku para continuar hacia el Puesto de Control Nº 8 y la salida de la ciudadela inca de Machu Picchu.


El horario de ingreso de turistas por la Ruta 5 de la Red de Caminos Inca es de 06:30 a 12:00 horas.

Protocolo sanitario


Según el protocolo sanitario, todos los visitantes deben llevar puesta la mascarilla, así como llenar y firmar la Declaración Jurada de Salud en el puesto de control de ingreso a la ruta 5. En caso de que hubieran presentado la infección deberá presentar el documento que acredite el alta respectiva. 


Los visitantes deben acceder a la medición de la temperatura corporal por parte del personal encargado. Aquellos que presenten 38° C o más no pueden emprender el recorrido. En caso de identificarse alguna sintomatología asociada al covid-19, se procederá al aislamiento del sospechoso en la zona establecida para ese propósito e inmediatamente se comunicará el hecho a la autoridad sanitaria competente.


El personal de control de visitantes tiene la facultad de negar el ingreso, interrumpir el recorrido y de ser el caso retirar a cualquier persona que no cumpla o se niegue a cumplir con las medidas de bioseguridad establecidas en el protocolo.


El guía de turismo es el responsable de agrupar y presentar de manera digital (en cuanto sea posible) en el control de ingreso, los boletos, declaraciones juradas y otros documentos pertinentes de los visitantes a su cargo. Estos últimos, a su vez, en caso se les solicite identificación, deberán mostrar sus documentos de identidad para ingresar a la ruta 5.

Antes de iniciar el recorrido hay que proceder a la desinfección del calzado y del equipo personal de los visitantes, así como la higiene de manos. Durante el desplazamiento por la ruta 5, los turistas deben mantener un distanciamiento mínimo de 1.5 metros entre cada persona. No se permite el consumo de alimentos durante la visita.


El guía de turismo, designado por la agencia de viajes y turismo, está encargado de mantener conformado, en el mismo número, al grupo de visitantes desde el inicio hasta el final del recorrido, además de informar a los visitantes el respeto del circuito establecido y evitar el ingreso a las áreas no autorizadas.   


Posterior al control de ingreso, cada grupo iniciará su recorrido con una diferencia no menor de cinco minutos con respecto al grupo anterior, la misma que será controlada por el personal de la Jefatura del Santuario Histórico de Machu Picchu y de la Dirección Desconcentrada de Cultura de Cusco.


Durante el recorrido, se recomienda que la distancia mínima entre visitantes sea de cuatro metros y entre grupos diferentes o burbujas sociales de mínimo 20 metros.

Los visitantes están prohibidos de recoger material arqueológico o natural, así como, tocar las superficies de los muros arqueológicos.


Todos los visitantes deben someterse a los controles exigidos cuantas veces les sea requerido, así como cumplir el Reglamento de Uso Turístico Sostenible de la Red de Caminos Inca del Santuario Histórico y Parque Arqueológico Nacional de Machu Picchu.

Consumo de alimentos y bebidas


Para el consumo de alimentos y bebidas, la agencia de viajes y turismo debe elaborar e implementar un protocolo con las medidas sanitarias, conforme a las disposiciones vigentes frente al covid-19 establecidas por el Ministerio de Salud, en los sectores habilitados para el consumo alimentos. Se deberá respetar una distancia social de dos metros entre cada visitante y hacer turnos para el personal. No se permite la preparación de alimentos en la ruta 5.


En el sector de Chachabamba, la zona habilitada para el servicio está donde se ubican las pérgolas de descanso, pasando el control de ingreso. En el sector de Wiñaywayna se localiza en la zona de las pérgolas de descanso y campamentos disponibles utilizados para el pernocte. Las empresas prestadoras del servicio pueden brindar un refrigerio o los visitantes pueden llevar el suyo. En cada uno de estos puntos existen servicios higiénicos y de lavado de manos.

Para conocer detalles del protocolo sanitario ingresar al siguiente enlace.

(FIN) LZD/MAO

Publicado: 31/10/2020
Loading...