Andina

Reforma previsional debe buscar prevenir pobreza y acortar desigualdad en vejez

Existen más de 1.3 millones de adultos mayores que no reciben pensiones, señala

Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (MTPE). Foto: ANDINA/Difusión

Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (MTPE). Foto: ANDINA/Difusión

08:00 | Lima, jul. 3.

El objetivo central de la reforma del sistema pensionario en el país debe ser garantizar los ingresos de los adultos mayores, prevenir la pobreza y reducir la desigualdad en la vejez, señaló el Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (MTPE).

Existen 2.8 millones de adultos mayores en el país, de los cuales 1 millón 436,000 reciben pensiones y 1 millón 364,000 no reciben pensiones, sostuvo el viceministro de Trabajo, Juan Carlos Requejo, en el Congreso de la República. 

Entre los ejes de la propuesta de la reforma del sistema previsional destacan la ampliación de la cobertura pensionaria, el rediseño e integración de los sistemas de pensiones para promover la inclusión e igualdad de oportunidades con fines previsionales, y mejorar la calidad de las pensiones, dij0 hace unos días en el Congreso.

Requejo manifestó que esta reforma buscar rediseñar el sistema de pensiones hacia un esquema integrado, mejorar la cobertura y el ahorro previsional, generar mayor eficiencia y reducción de los costos en beneficio del afiliado, mejorar el régimen de inversiones del fondo de pensiones, y mejorar el esquema de beneficios y prestaciones a fin de mitigar el riesgo de pobreza en la vejez.


Propuesta de reforma

A continuación, planteó que en el rediseño del sistema peruano de pensiones se debería continuar con el sistema no contributivo de Pensión 65 y crear un sistema integrado de pensiones basado en la capitalización individual.  

Además, se podría ampliar la cobertura previsional para los cual se establecería un esquema de pensiones dirigidas hacia los independientes o trabajadores de bajos ingresos, dijo en su presentación en la Comisión Especial Multipartidaria encargada de evaluar, diseñar y proponer el proyecto de ley para la reforma integral del sistema previsional peruano en el Congreso.

Propuso incrementar la competencia y reducir los costos para lo cual se podría seguir con la licitación de nuevos afiliados, evaluar la licitación voluntaria del stock de afiliados, implementar una entidad pública administradora de fondos, continuar con la centralización de procesos, y mejorar la información y educación previsional al afiliado para una adecuada toma de decisiones.

Requejo también planteó mejorar el régimen de inversiones para lo cual se podría rediseñar la rentabilidad mínima, simplificar los límites de inversión de los fondos de pensiones y ampliar las alternativas de inversión.

El viceministro de Trabajo propuso la mejora del esquema de beneficios y prestaciones para lo cual se podría brindar garantía de pensiones sociales y pensiones mínimas, reducir y optimizar los productos previsionales y revisar las tasas de aporte y conceptos afectos a aportación.


Sistema multipilares

De esta manera, planteó un sistema integrado de pensiones multipilar, basado en cuatro pilares, siendo el pilar 0 referente la Pensión 65, con un esquema no contributivo y dirigido a aliviar la pobreza extrema. 

“Este pilar está focalizado en personas de bajos ingresos que no han podido contribuir en su etapa laboral activa”, dijo.

Los pilares 1 y 2 se direccionan hacia un sistema de ahorro individual, en el que el pilar 1 consideraría una garantía estatal para completar el faltante de una pensión mínima y el pilar 2 tendría una pensión autofinanciada con el aporte individual (de los trabajadores), dijo. 

Ambos pilares apuntan a un sistema integrado de pensiones con garantía de pensión mínima y gestión de fondos en la que interactuarían las AFP (Administradoras Privadas de Fondos de Pensiones) y la entidad pública, refirió.

Señaló que en el pilar 1, que es uno semicontributivo, con garantía estatal de pensión y sujeto al cumplimiento de requisitos y al esfuerzo del ahorro individual, se busca complementar el esfuerzo individual de ahorro por parte de los trabajadores con una garantía por parte del Estado vía cuentas individuales de capitalización.

El pilar 3 referido al ahorro voluntario para los afiliados en general contaría con mecanismos de aporte voluntario, brindando facilidades y esfuerzos focalizados, manifestó.

Este pilar busca fomentar contribuciones voluntarias a las cuentas de capitalización individual vía el consumo como porcentaje del gasto al consumo o de incentivos mediante un porcentaje de impuestos y el uso de plataformas digitales, explicó.


Afiliación automática a los 18 años

En otro momento, comentó que todos los trabajadores ahorrarían en una cuenta de capitalización individual y la garantía estatal estaría en función de un número mínimo de aportes de los trabajadores que garantiza una pensión mínima.

Destacó la relevancia de la afiliación automática como punto inicial para la formación del ahorro de largo plazo, por lo que desde los 18 años, todos los ciudadanos serían incorporados al sistema integrado de pensiones.


¿Y la ONP?

Los nuevos trabajadores irían al nuevo sistema de pensiones integrado bajo un sistema de ahorro individual y se cerraría la entrada al sistema de reparto, dijo. “La actual ONP (Oficina de Normalización Previsional) ya no recibiría nuevos afiliados”, agregó. 

Los trabajadores con edades menores o igual a la edad de corte (actualmente en la ONP) pasarían al nuevo sistema integrado de pensiones, bajo la lógica de un horizonte largo de capitalización individual, señaló.

Los trabajadores mayores a la edad de corte (actualmente en la ONP) se quedarían en el antiguo sistema de reparto para evitar que los afiliados de mayor edad se perjudiquen con el cambio porque tienen acumulado años de cotización bajo el esquema de reparto, y a la vez evitar un significativo desfinanciamiento del SNP (Sistema Nacional de Pensiones), 
señaló.

Entre las medidas complementarias de esta reforma previsional destacó la centralización de los procesos judiciales de cobranza y la solución completa a los pagos indebidos de aportes del SPP (Sistema Privado de Pensiones) indebidamente realizados al SNP.


Costos fiscales

Requejo señaló que el sistema previsional requiere mejorar su eficiencia, su cobertura y la sostenibilidad del SNP, considerando que los problemas se agravan por la coyuntura económica, el contexto demográfico y la alta informalidad laboral.

Se requiere un sistema integrado y equitativo que incentive la participación durante la etapa activa, contemplando que su financiamiento debe respaldarse con recursos que lo hagan sostenible en el largo plazo, señaló.

La reforma previsional requiere una amplia discusión sobre todo por los costos fiscales que estos involucran dado que el problema mas complicado es el proceso de transición al nuevo sistema pensionario, enfatizó.

Finalmente, precisó que el sistema previsional tiene 12.3 millones de afiliados, de los cuales 5.1 millones son aportantes y 7.2 millones son no aportantes; en tanto que los no afiliados suman 5.4 millones.


Más en Andina:


(FIN) MMG/JJN



Publicado: 3/7/2020
Loading...